La leyenda de La Giraldilla habanera

–  Lola Sedeño

El Castillo de la Real Fuerza, en La Habana, fue construido en el período 1558-1577 en la misma ubicación de una primitiva Fortaleza o Fuerza Vieja, edificada anteriormente durante el bienio 1538-1540, que fue destruida por el corsario francés Jacques de Sores en su ataque a la ciudad en 1555.

El Rey Carlos I de España había nombrado a Hernando de Soto (1500-1542) como Capitán General de Cuba y Adelantado de la Florida, confiándole en 1539 el mando de una expedición que explorara esa Península. Antes de partir designó a su esposa Isabel de Bobadilla (1505-1546) para que, durante la ausencia, desempeñara su mandato. Cuenta la leyenda que, con frecuencia, Isabel subía a un punto alto de la Fuerza Vieja con la esperanza de avistar algún barco que trajera por fin de regreso a su esposo. En el curso de su expedición, Hernando de Soto falleció a orillas del Mississippi en 1542.

En 1632, Juan Bitrián Viamonte, Capitán General de la Isla, encargó a Jerónimo Martín Pinzón una escultura en bronce que hiciera las veces de veleta para colocarla en la torre vigía añadida al Castillo de la Real Fuerza, rememorando la larga espera de Isabel de Bobadilla en ese lugar (no en el mismo edificio). La escultura que mide 100.5 cm / 39.56 pulgadas de altura, representa a una joven con vestido renacentista que porta en el pecho un medallón con el nombre del escultor; sostiene en su mano derecha una palma de la que sólo se conserva el tronco, y en su mano izquierda la Cruz de la Orden de Calatrava (1158), a la que pertenecía Bitrián Viamonte.

Durante siglos la veleta fue respetada por decenas de huracanes tropicales, pero en 1926 un ciclón la arrancó del pedestal y la hizo caer. Con posterioridad se realizó una copia que se ubicó en el mismo sitio, trasladándose la original al Museo de Bellas Artes y, años después, al Museo de la Ciudad.  Al inaugurarse el Museo del Castillo de la Real Fuerza, en 2008, la estatua original (ver imagen supra) fue colocada a la entrada del Castillo conservándose la réplica en la torre de la fortaleza.

La similitud de la función, y un cierto parecido vista a distancia con su homóloga sevillana, hicieron que se le conociera como “La Giraldilla”. Actualmente es el símbolo de ciudad de La Habana, cuya fundación se remonta al año 1519.

____________________

 

Anuncios

Un pensamiento en “La leyenda de La Giraldilla habanera

  1. Conocía esta historia pero sin tantos detalles. Agradezco esta información tan completa.

    Victor M. López.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s