Despedida

Todo pasa y todo llega… (1) y así Cuadernos de Pozos Dulces concluye su recorrido después de veinticinco años de publicación ininterrumpida.

Los principales protagonistas de esa aventura editorial han sido sin lugar a dudas los lectores que, con su constante apoyo y entusiasmo, han permitido que se recorra ese cuarto de siglo.

Existen dos etapas claramente diferenciadas.  La edición impresa (1994-2012) en la que se publicaron 32 números con un total de 231 artículos de 102 autores diferentes;  y la edición digital, iniciada en junio de 2012, que abarca 178 artículos de 112 autores diferentes, con un número registrado hasta la fecha de 35,548 visitas de lectores de diferentes países en nuestra web http://www.pozosdulces.wordpress.com 

Los lectores de la edición digital también han enviado, y se han publicado, un total de 368 comentarios sobre los artículos.

La cifra global (ediciones impresa y digital) de Cuadernos de Pozos Dulces sorprende a muchos:  409 artículos de 214 autores diferentes.

Como simple anécdota, hay que señalar que esas estadísticas han situado a Cuadernos de Pozos Dulces como la publicación lasallista más destacada en su género en la región de las Antillas durante los últimos veinticinco años.

Una despedida no significa el olvido.  Cuadernos permanecerá en Internet en este mismo blog http://www.pozosdulces.wordpress.com por tiempo ilimitado.  Los lectores podrán así volver a leer en cualquier momento, si lo desean, los artículos publicados.

Gracias a todos.

Alberto Sala Mestres, Editor.

(1)  Antonio Machado (1897-1939), Proverbios y Cantares (Campos de Castilla, ed. 1912).

Cuadernos de Pozos Dulces hace las maletas

El Consejo Rector de la Academia de Ciencias Económicas y Sociales Conde de  Pozos Dulces, en la última reunión celebrada el 31 de mayo de 2019, acordó de acuerdo con la normativa vigente disolver la institución cultural, y estableció que su publicación oficial Cuadernos de Pozos Dulces concluyera la trayectoria editorial publicando el último artículo en diciembre de 2019.

La página de Facebook Cuadernos Pozos Dulces y la cuenta de Twitter @pozosdulces se cerrarán en enero de 2020.

Siguiendo esas instrucciones, Cuadernos de Pozos Dulces ha comenzado a hacer las maletas.

Antes de la despedida, intentaremos seguir manteniendo en estas últimas semanas el interés de los lectores, a quienes le debemos nuestro agradecimiento por las continuas manifestaciones de apoyo que hemos recibido a lo largo de veinticinco años de publicación ininterrumpida.

Alberto Sala Mestres, Editor.

____________________

 

Recordando al Hermano Enrique (1930-2013)

Enrique 1

 Alberto Sala Mestres

Wilfredo Pérez de Utrera fsc. falleció el 12 de octubre de 2013, a los 83 años de edad, en la ciudad de Bayamón, Puerto Rico.

Realizó su educación primaria en La Habana en los Colegios De La Salle ubicados en Marianao y el Vedado, y concluyó la enseñanza secundaria en el Instituto de La Habana. En su época juvenil formó parte activa de los grupos de la Federación de la Juventud Católica Cubana, organización fundada en 1928 por el Siervo de Dios Hermano Victorino De La Salle, época en la que surge su vocación religiosa.

El Hermano Enrique ingresó como novicio en el Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas en 1948,  recibiendo el hábito al año siguiente.  Sus primeros votos de vida religiosa los realizó en 1950, y los votos perpetuos en 1955.

Durante diez cursos escolares fue Profesor en tres centros educativos De La Salle en La Habana: la Academia De La Salle (1951-1957 / 1960-1961), el Colegio De La Salle ubicado en Palatino (1957-1959) y el Colegio De La Salle del Vedado (1959-1960).  En la Academia De La Salle fue Director del Coro y desarrolló junto a su magisterio una importante labor cultural, organizando actividades literarias y artísticas.

Entre ellas destaca la fundación en 1955, en compañía de los Profesores Norman González y Gilberto Echezábal, de la Academia de Ciencias Económicas y Sociales Conde de Pozos Dulces, que tuvo una efímera existencia al suprimirse la educación privada y religiosa por las autoridades cubanas en 1961.  Como solía decir el Hermano Enrique, la citada Academia -como sucede con la leyenda del ave fénix- renació de sus cenizas en 1994, reagrupando a sus antiguos miembros y nombrando nuevos académicos, siendo en la actualidad la única institución cultural fundada en las aulas De La Salle en Cuba que continúa en activo, realizando entre otras actividades la publicación de Cuadernos de Pozos Dulces (véase http://www.pozosdulces.wordpress.com)

La citada decisión de las autoridades estatales cubanas de suprimir toda clase de educación privada y religiosa, adoptada el 1 de mayo de 1961, supuso el cierre de todos los Colegios De La Salle que en ese momento existían en Cuba, con más de 6,000 alumnos de enseñanza primaria y secundaria matriculados en nueve Colegios diferentes. También fue clausurada la Universidad Social Católica San Juan Bautista De La Salle, fundada en La Habana (1957), que fue la primera Universidad De La Salle en América Latina, y en la que el Hermano Enrique fue Profesor en el bienio 1960-1961.

Junto a un numeroso grupo de Hermanos De La Salle el Hermano Enrique abandonó Cuba el 25 de mayo de 1961 rumbo a Miami, y tras un breve período como Profesor en el Colegio De La Salle en Panamá, llegaba a Puerto Rico el 19 de julio de 1961.

En el curso escolar 1961-1962 colaboró junto a otros cinco Hermanos De La Salle en el Colegio Obispo Arizmendi, gestionado por los Padres Dominicos, germen del futuro Colegio De La Salle de Bayamón (véase http://www.delasallebayamon.com) que abrió sus puertas el 22 de agosto de 1962.

El Hermano Enrique fue Director del Colegio De La Salle de Bayamón en cuatro períodos (1962-1968, 1975-1981, 1983-1991 y 2000-2004).  En esas etapas dirigió el Teatro Lírico, fundó el Capítulo De La Salle de la Sociedad Nacional de Honor, promovió la fundación de la Asociación de Padres y Maestros en 1964, y estableció el Grupo de Asociados en la Comunidad Educativa con un importante número de miembros. En los 52 años que vivió en Puerto Rico fue también Director (1992-2000) del Colegio De La Salle en Añasco.

Poseía una sólida formación académica y religiosa.  Durante su etapa en Cuba cursó estudios de Filosofía y Letras en la Universidad de Santo Tomás de Villanueva, y de Ciencias Comerciales en la Universidad de La Habana.   Obtuvo, a su vez, un Bachelor Degree en Pedagogía con especialidad en Matemáticas y un Master en Supervisión de Escuela Secundaria, ambos títulos de la Universidad de Puerto Rico.

En 1975, durante su estancia en la Casa Generalicia de los Hermanos de las Escuelas Cristianas en Roma (vease http://www.lasalle.org) participó en diversos cursos y actividades y, en 1992, realizó en Madrid en el Instituto Pontificio San Pío X un curso especializado en Ciencias Religiosas y Catequéticas.    Durante esa estancia en Madrid, junto al Rector José María Granda, hizo las primeras gestiones para reunir a los lasallistas cubanos que residían en España, germen de la fundación en el año 2000, con la colaboración de Luis Franco fsc, de la ONG Hombre Nuevo Tierra Nueva (véase http://www.hombrenuevotierranueva.pangea.org) que apoya la labor educativa y de formación de la juventud que realizan en la actualidad los Hermanos De La Salle en Cuba.

En la trayectoria de Hermano Enrique es preciso mencionar su eficaz participación en el proceso de beatificación del Siervo de Dios Hermano Victorino De La Salle (véase http://www.victorinodelasalle.com) de la que fue Vice-Postulador desde 1999.  El recordado Hermano Victorino falleció en Bayamón el 16 de abril de 1966, y descansa en el Panteón de los Hermanos De La Salle ubicado en el Cementerio Porta Coeli.  El Hermano Enrique acompaña ahora a su mentor en el mismo lugar.

En su despedida, los jóvenes alumnos del Colegio De La Salle en Bayamón, llamaban a su querido Hermano Enrique con el apelativo de maestro bueno, una definición que nos recuerda la parábola del buen pastor que se cita en el Evangelio (Juan 10. 1-18).

¡Descanse en la paz del Señor!

____________________

 

 

 

Cóctel Cuadernos de Pozos Dulces 2012 – Reportaje gráfico

Imagen

Las fotos están ordenadas en tres columnas:  A,  B  y  C   (de arriba a abajo).

A.1    Juan Manuel Álvarez, Ernesto Roche, Aleida Dorta y Antonio Dorta.

A.2    Julio C. Fernández y Mercedes Fernández.

A.3    Alberto Sala, Editor de los Cuadernos de Pozos Dulces, pronuncia las palabras de despedida.

A.4    Ángel Salas, Teresa Salas, Norma Iturriaga, Manuel Iturriaga y Alfredo Bernal Jr.

B 1   Francisco Aramendía M.D., Eugenia Legorburu M.D., Alberto Sala, Silvia Urréchaga y José Luis Urréchaga.

B.2  Carlos Manuel Santana, Antonio Sala, José Pérez Gil, Ángel Vega, Emilio Baños y José Manuel Santé.

C.1  José Alvariño, Silvia Sánchez y Gonzalo Sánchez.

C.2  Wilfredo Pérez de Utrera fsc clausura el acto.

B.3 / C.3  Vista general de los asistentes.

_________________________________

Cóctel de despedida de la versión impresa de Cuadernos de Pozos Dulces

Image

En el acogedor espacio de la Casa Bacardí, en Coral Gables Fl., tuvo lugar el 23 de junio de 2012 el cóctel de despedida de la versión impresa de Cuadernos de Pozos Dulces.  Tras la interpretación al piano por el Maestro Tony Sala de los Himnos nacionales de los Estados Unidos, la República de Cuba y Francia (en honor de San Juan Bautista De La Salle), el Editor agradeció a todos los lectores su colaboración, que ha permitido la publicación de 32 números en el período 1994-2012, con un total de 231 artículos de 102 autores diferentes.  Es un hecho singular, destacó, que esta publicación se ha editado y distribuido durante dieciocho años consecutivos exclusivamente con las aportaciones económicas de sus lectores.  Esa curiosa circunstancia, añadió, indica claramente que Cuadernos de Pozos Dulces ha sido siempre una labor compartida.

A continuación, Wilfredo Pérez de Utrera fsc, fundador en 1955, junto a los Profesores Norman González y Gilberto Echezábal, de la Academia de Ciencias Económicas y Sociales Conde de Pozos Dulces, en la habanera Academia De La Salle, resumió la trayectoria de la institución académica que, en la actualidad, es la única entidad cultural fundada en las aulas De La Salle en Cuba que continúa en activo.  Destacó, a su vez,  la presencia de los Hermanos De La Salle en Cuba desde 1989, donde cuentan en la actualidad con dos Centros La Salle ubicados en La Habana y Santiago de Cuba, en los que se imparte a más de mil setecientos alumnos una adecuada formación académica y en valores morales.

Concluyó el evento con un animado cóctel con la participación de la conocida Barra Bacardí.  El ágape contó con la presencia de Osvaldo Morales fsc y Wilfredo Pérez de Utrera fsc, junto a los académicos Eduardo Arista, Hugo Castro, José M. Dorado, José Incera,  Raúl Pino, Oscar Rabeiro, Andrés Reino, Alberto Sala y Juan Pedro Somoza, en compañía de los lasallistas Emilio Baños, Roberto Benito, José Pérez Gil, Carlos Manuel Santana, José Manuel Santé y Manuel Villamañán.  Tuvimos la alegría de que estuviera presente María I.Izquierdo, junto a Alfredo Bernal Jr., Blanca de la Torre, Tanya Sánchez y María del Carmen Urizar.

El grupo de matrimonios estaba formado por  Alvarez, ACPD 08 (Juan y Pachy);  Alvariño, ACPD 02 (José y Amada);  Aramendía (Francisco y Genie);  Díaz (Antonio y Rosario);  Escoto (Otto y Mary);  Dorta, ACPD 59 (Antonio y Aleida);  Fernández (Julio C. y Mercedes);  González, ACPD 10 (Luis B. y Beatriz);  González Portuondo, ACPD 06 (Julio y Francine);  Iturriaga, ACPD 10 (Manuel y Norma);  León (Pedro y Nereida);  Núñez, ACPD 58 (Jesús e Isabel);  Ojeda, ACPD 58 (Eusebio y Gloria);  Reyes (Gustavo y Lourdes);  Roche, ACPD 10 (Ernesto y Adela);  Rodríguez, ACPD 02 (Ramón y Mary);  Ruiz (Ernesto y Adriana);  Sala (Antonio y Mechy);  Salas, ACPD 59 (Ángel y Teresa);  Sánchez (Gonzalo y Silvia);  Urréchaga (José Luis y Silvia);  y Vega (Ángel y Manuela).

____________________